Zipi y Zape


Sin duda los personajes más conocidos de Escobar. Para quien no lo sepa, Zipizape es una palabra que está en el diccionario, que viene a significar desorden, estropicio, etc. Según el diccionario de la Real Academia de la Lengua significa riña ruidosa o con golpes. Así que el nombre les venía que ni pintado, aunque Escobar siempre ha defendido que sus Zipi y Zape no son gamberros, sino traviesos, inquietos que se meten en líos pero sin mala fe.

Los hermanos Zipi y Zape en su creación, muy distintos a como los conocemos la mayoría de nosotros. En sus historietas siempre trata Escobar de incluir datos educativos, y rara vez emplea venganzas violentas como encontramos en otros personajes de otros autores, la mayoría de las veces la historieta termina en una carrera cuesta arriba perseguidos por su padre Pantuflo Zapatilla, hombre recto y serio pero en el fondo muy benigno, al contrario de lo que pretendía ser en sus primeras historietas, en las que Escobar quería poner a un padre recto y autoritario, al que le hacían reverencias y le hablaban de “usted”, típico de aquella época, aunque Escobar fuera una de las excepciones y no hablase de “usted” a su padre.

Primera página conservada de Zipi y Zape

 

 

Los hermanos Zipi y Zape (originariamente los Hermanos Zapatilla) nacen en 1948 y se inspiran en toda una tradición de comics de niños tremendamente gamberros como los creados por Busch, Max y Moritz, a principios de siglo. Mientras que personajes como Carpanta, muy ligados a la realidad del país, no gozaron de mucho éxito (o comprensión) fuera de nuestras fronteras, el caso de Zipi y Zape fue distinto, no porque no hable de la sociedad española (mas bien todo lo contrario) sino por su contenido cómico mucho más universal. Zipi y Zape eran dos críos, uno rubio y otro moreno, que resultan ser auténticos delincuentes domésticos. En un principio su aspecto era bastante diferente al que conocemos, hecho muy habitual en todo cómic que haya tenido un evolución coherente

Vemos el cambio de los 2 hermanos desde su creación

Y aquí tenemos el cambio de sus padres

 

Poco a poco los personajes de su entorno fueron creciendo, y era normal conocer al profesor Don Minervo, El guardia Don Angel, que por motivos de censura no podía llevar el tricornio, simulando más bien ser un gendarme francés, su primito Sapietín, empollón que siempre sacaba dieces en sus exámenes, y el repelente Peloto, envidioso de la fama de Zipi y Zape, que siempre trataba de fastidiarles, así como “Los Plómez”, visita pesada donde las haya de las que buscaban cualquier forma de librarse de ellas, quizá era la única ocasión en que Pantuflo daba carta blanca a sus hijos para idear trastadas que consiguiera librarle de ellos.

En los 60, los personajes alcanzan su imagen definitiva mediante un peinado muy al estilo Beatle, y al poco tiempo disponen incluso de su propia revista semanal Zipi y Zape. Su éxito solo es comparable al de Mortadelo y Filemón e incluso hoy día, aunque su popularidad ha decrecido, es tremendamente seguido por el público infantil. Zipi y Zape también vivieron problemas de derechos sobre personajes con Bruguera, y la adquisición de los derechos de los personajes por Ediciones B, le permitió seguir trabajando en sus creaciones hasta prácticamente el día de su muerte, en 1994. Actualmente existen otros dibujantes que siguen los pasos de Escobar trabajando con Zipi y Zape, pero la calidad de su trabajo es muy inferior.

Y como no, también han llegado al cine, en Las aventuras de ZIPI y ZAPE


comments
please publish modules in offcanvas module position