CARPANTA

(De Escobar)


Carpanta, el pobre come menos que un galgo de porcelana. Cuando Escobar estuvo alojado en una modesta pensión de la calle del barco, llena de estudiantes pobres, tenia por comida casi siempre judías. Tanto es así que hasta compusieron la siguiente letra: “Judías traidoras, las que comemos casi a diario y sin variación, acompañadas de espeso caldo que hace difícil la digestión; también nos ponen grandes paellas de agua clara y sin color, y por la noche si ha sobrado…¡jo, jo, jo!… con disimulo vuelve el arroz”. En aquella pensión cada pensionista tenia derecho a consumir una rebanada de pan, y si quería mas, tenía que pagar en el acto 10 céntimos. Otro plato típico de la casa era pescado ¡con tripas!. También visitó Escobar los comedores Especiales Gámez, de la desaparecida calle Chinchilla, en os que el plato costaba poco mas de una peseta para los transeúntes y una para los asiduos, que adquirían por anticipado un ticket y lo enseñaban cuando le servían la comida. A veces escondía el ticket en el momento adecuado para que le sirviese para otra comida. De todas estas experiencias nacerá Carpanta, sobre los años 40, en los que en España se pasaba bastante hambre.El primer Carpanta nace en 1945, con una indumentaria casi como la mas reciente, lo único que cambia de forma radical es el sombrero que lleva, alargado y de ala ancha, que era a veces blanco y a veces negro.


 

Primera pagina conservada de Carpanta


 Este es un ejemplar de Pulgarcito, de 1951, donde ya Carpanta ocupaba la portada de la prestigiosa revista.

 Carpanta nace antes que Zipi y Zape, y es la primera creación de Escobar que traspasará los límites de la historieta alcanzando la fama. En Carpanta se encontraban las preocupaciones y necesidades de una época, ya que quien no pasaba hambre, tenía a alguien cerca que si lo hacía. Con Carpanta se explota la picaresca que fuerza este tipo de situaciones de necesidad.Aquí vemos a carpanta como lo conocemos en la actualidad, mas expresivo y sonriente, aunque no tenga muchos motivos para ello. Con el tiempo aparecerá Protasio, otro vagabundo como él, pero con mucha menos mala suerte, ya que como podéis ver en esta portada de un ejemplar de la revista "Super Carpanta", está bien rollizo, pues come cada día.

 

Como todos los personajes, ha ido variando en el transcurso del tiempo.


 No olvidemos en qué época apareció, y si a eso le unimos la ideología de su creador, Escobar, quien estuvo preso por apoyar a los republicanos, y que en sus historietas hacía una crítica social importante, pues la censura no daba abasto con él. Incluso tuvo que cambiar la expresión "hambre" por "apetito", ya que no era bien vistro que en aquellos tiempos se dijese que había quien pasase hambre.

Escobar iba a llamar a su personaje Manduca, pero luego se decidió por Carpanta, que significa precisamente “hambre violenta”. Desde luego, el nombre le va que ni pintado, pues Carpanta no deja de ser la caricatura del pobretón muerto de hambre de aquella época, que lños había por mucho que al "tío Paco" no le gustase que se dijera. El nombre de Protasio ya fue mas curioso, pues lo hizo gracias a una iglesia en que Escobar vio unas imágenes de los santos Gervasio y Protasio, y le pareció que mientras el primero había dado el nombre a una barriada, el segundo había quedado en el olvido, así que hizo un poco de justicia a su manera dándole su nombre al personaje que tenía en mente.
Incluso en la televisión hubo una emisión de una serie de Carpanta, por la década de los 60, lo que demuestra la popularidad que alcanzó. Fueron 13 episodios emitidos en directo desde los estudios Miramar de TVE en Barcelona. De hecho, el primer personaje de tebeos que hubo en un sello de correos, fué precisamente de Carpanta.
 

Solo personas registradas pueden poner comentarios