Almejas o "chirlas" a la marinera, yo lo tomo a veces como aperitivo, y realmente es facilísimo hacerlas.

Para ello necesitamos:

 

  • Almejas (medio kilito o asi)
  • Aceite de oliva
  • cebolla
  • un par de dientes de ajo
  • tomate frito (unos 200 ml)
  • Vino blanco (si es vino de jerez mucho mejor)
  • Sal
  • Opcional perejil, pimenton dulce, laurel, guindilla...

Bien, vamos por partes, las almejas se ponen previamente con agua y sal, para que no haya arenilla, y tenerlo varias horas así. (Si se hace el dia anterior así mucho mejor)

Picamos o cortamos a trocitos pequeños una cebolla, os reiréis, pero yo uso unas gafas de esas de piscina para pelar las cebollas, sufro un montón y me pican los ojos si no me protejo... ¡que leches...!

Con un chorrito de aceite en la sartén, sofreimos un poco la cebolla, y ponemos también el ajo troceadito, y si tenemos la guindilla porque nos gusta ese puntito picante, pues también, y que se haga todo sin quemarse o dejará mal sabor, sobre todo el ajo. Cuando está apunto, si tenemos ponemos laurel y pimentón dulce, se pone el vasito de vino blanco, removemos y al minuto o así se pone el tomate frito y lo mezclamos todo bien a fuego medio.

De sal, ya lo dejo a vuestro gusto, a veces si cuando se han puesto las almejas en salsa tiene mucha sal, mejor no añadir mas al sofrito.

Se remueve bien, y se introducen las chirlas o almejas. Se mueve con cuidado, ya que si no las cáscaras de las almejas "pierden" la carne de dentro, y pues como que queda hortera servilas sin su cáscara, y depués pues que hagan "chup chup" como digo en casi todas mis recetas.

En 10 minutos o menos ya tenéis las almejitas listas para comer. La salsa pide mojar pan, así que os aconsejo tener a mano un poquito.

 

¡Que aproveche!

 

 

Solo personas registradas pueden poner comentarios