Ric Hochet


 

 

 

De los admirados Tibet (izquierda) & Duchateau (derecha).

 

Cuando yo cogía un tebeo, para devorarlo leyéndomelo, me solía pasar las aventuras realistas, pues no me lo pasaba tan bien con ellas, las encontraba un rollo. Alguna vez tuve la paciencia de probar de leer alguna, y me cansaba y prefería leer las historietas de humor, sobre todo las que no tenían demasiadas letras (que vago que era ya en aquel entonces).

 

 

Una de esas veces que volví a intentar leer una historieta realista, fue en un Mortadelo Especial, y la aventura que empecé a leer, era de Ric Hochet. Bueno, empecé y no pude parar hasta terminarla, ya que me encantó. Desde entonces las leía con calma para no perderme detalle, y fijarme mucho en los dibujos tan logrados. Ha sido sin duda mi favorita entre las aventuras de comic realistas.

 

 

Se creó este personaje para la revista Tintin, allá por el año 1955. 

En sus aventuras, Ric es un periodista muy ágil e inteligente (como no), que tiene por novia a la sobrina de un comisario, (que por supuesto e smuy guapa, faltaría mas), por lo que está al día de todo lo que ocurre. Me encanta el coche que lleva, un Porsche, pues es el que me gusta a mi también (¿que pasa? quizá lo tenga algún día).

Al aparecer en Mortadelo Especial, hasta al cabo de unos años las aventuras de Ric estaban en parte en color y en parte en blanco y negro (y rojizo), hasta que mas adelante pasó el Mortadelo Especial a ser completamente en color, coincidiendo prácticamente con la desaparición de las aventuras de Ric Hochet en esa revista

 

 

Su temática era como un libro de intriga, en el que hasta el final no comprendías todos los raros sucesos que transcurren a lo largo de la aventura. Tenía algunos personajes que solían aparecer en bastantes historias, como el profesor Hermelin, un sabio que no le cae muy bien al comisario, ni el comisario le cae muy bien a él, y que ayuda a nuestros amigos en alguna ocasión, aunque a veces todo lo contrario, como en el caso de “Los compañeros del diablo”.

Sin duda el guionista estaba al día con las temáticas de novelas policíacas y de misterio, y en cada aventura aparecía un tema distinto, pero siempre con el mismo estilo, que durante la aventura no sabias que pensar, ya que cuando te hacías una idea de quien era el culpable y qué pasaba, ¡zas!, te la desbarataba con otra secuencia. Simplemente, fascinante. Aunque los "malos" eran personajes muy típicos de la época de lso 50, a lo que nos tenía acostumbrados (a mi no ya que no había nacido), el cine o las novelas, y siguió así años. 

Leyéndome comics de Chick Bill, que me encantaban, no pude evitar ver una relación enorme con Ric Hochet, a pesar de que Chick Bill no er acomic realista, pero se le acercaba, y tenía aventuras largas pero con mucho toque humorístico, y si, efectivamente, lo ocmprobé y eran del mismo dibujante, Tibet

 


Escribir un comentario

Los mensajes de las personas no registradas se publicarán tras revisarlos el administrador, para evitar Spam de robots.

Código de seguridad
Refescar