MIS PROGRAMAS EN CLIPPER.


Os muestro algunos de los programas que hice en Clipper, hace ya muchos años. En  aquella época, muchos teníamos montones de películas en VHS, y estaban de moda los video clubs. Por eso encontré útil hacer un programa de gestión de videos, que me ayudaban a tener controladas mis películas, y además lo ofrecí a un colega que tenía un videoclub, y que quedó encantado, ya que le habían vendido un programa programado en Basic, carísimo, y que era engorroso de usar a parte de los muchos errores que daba. El programa permitía entrar películas, entrar socios, alquilar películas, saber cuando se habían alquilado, cuando se tenían que devolver, quien tenía cada película, calcular el coste del alquiler en función de los días que el socio la poseía, y un sinfín más de utilidades. Y no daba un solo fallo. Me encantó programar este programa.


Una vez me animé, tras el éxito de mi primero programa, me pregunté si no podría dedicarme a vender programas, así que me publicité y me encargaron un programa en una gran tienda de electrodomésticos y otro tipo de artículos, llamada Andorra 2000. Al principio empecé con mucha ilusión, pero la chica que regentaba la tienda me quitó las ganas de continuar. Sin haber soltado un duro, no paraba de exigir cambios en lo que me había pedido al principio, a medida que le mostraba los avances, y se daba cuenta de que yo era capaz de hacer un programa mucho más completo de lo que ella quería en un principio, aunque no por ello quería pagar más. Su actitud déspota hizo que me decidiese a pasar de ella, y no seguir con su programa. A partir de ahí, dado que yo lo que buscaba era disfrutar programando, decidí no vender programas y seguir haciendo gratuitamente aquellas aplicaciones a la gente que yo consideraba que valía la pena.

El programa que estaba haciendo para Andorra 2000, controlaba todos los artículos de la tienda, las ventas, los stocks, te avisaba  si un artículo quedaban pocas existencias para prepararse automáticamente el pedido, te hacía e imprimía facturas, controlaba los beneficios, etc. En fin, que ella se lo perdió. (Esto último me suena de haberlo dicho en alguna otra ocasión a alguien)


Un colega estaba hasta el moño de presidir su comunidad de vecinos, y gestionar las cuotas de la gente, y me pidió si le podía hacer un programa que le facilitase el trabajo. Así fue como creé este otro programa, para una asociación de vecinos. De este modo podía controlar las facturas, quien debía dinero, generar los recibos, etc.


Y como no, estamos hablando de unos años donde el software no era tan fácil de conseguir, pero yo era un privilegiado en ese sentido. Tenía prácticamente todos los programas del mercado, y lo que no tenía lo intercambiaba con colegas. Por eso me mimé también un poco, que también lo merezco, y me hice un programa para controlar los programas que tenía, y poder listarlos, imprimirlos, buscarlos, saber en qué tipo de soporte estaba almacenado (en aquella época o estaba en disquete o en un CD que empezaban a darse a conocer). El programa también me decía en qué disquete, o CD estaba, cada uno estaba etiquetado con el número que el programa le indicaba.


En fin, que he programado en muchos lenguajes, pero si he de elegir con cual disfruté mas, fue con el Clipper, un lenguaje orientado a objetos y con mucho listado de instrucciones, pero esa dificultad te obligaba a ser imaginativo hasta en el modo de estructurar los archivos de código para poder hacer un seguimiento en cualquier momento.

Solo personas registradas pueden poner comentarios